domingo, 18 de septiembre de 2011

Proyecto Adictos a la escritura: La fotografía


BEATIFUL DAY
Aquel sería un día precioso para mí. Iba a cumplir los veintiún años por fin y salía con mis amigas a celebrarlo, ya no tendría que volver a oír que era menor de edad para entrar a los diferentes sitios y no me podrían impedir comprar tabaco o alcohol en las tiendas, era mayor de edad. Son curiosas estas restricciones de edad tan fuertes en Irlanda, cuando la gente bebe tantísimo y tan jóvenes, pero yo doy fe de que he podido beber con quince años sin necesidad de comprar.
Nos encontramos en la puerta del Temple Bar y no puedo evitar sentirme mayor y orgullosa por ello. Le muestro mi carnet al portero y con una media sonrisa me deja pasar con un “Feliz Cumpleaños, Susan Farrington” como añadido.
Nos encontramos en la penumbra de ese bar tan concurrido y logramos encontrar una mesa libre para las cuatro chicas que éramos. Había un músico al fondo tocando pero no le presté atención, ya que la cantidad de personas que había a su alrededor ocultaba su presencia. ¡Turistas!, pensé para mí, siempre son ellos los que vienen a Irlanda en busca de tabernas de este tipo, en lugar de conocer nuestros parques o monumentos.
Suspiré y fui en busca de las cervezas que todas queríamos en compañía de mi amiga Hannah. Cuando me pusieron las cuatro Guinness en la barra hasta rebasar el vaso, la miré sonriente. Era tan espesa y tan negra, con tanta cantidad que ya sólo beber dos podía marearte, me encantaba, sabía tantísimo a malta… ¡Cómo me gustaba ser mayor!
-          ¡Eh! Esa es Stand by me de Oasisoí a Hannah gritar a su lado.
Volví la cabeza en dirección a la música y la reconocí. Stand by me en versión acústica llegaba a mis oídos y se parecía tanto el sonido que pensé que eran ellos, entonces enfoqué la vista en dirección al único músico que la tocaba. Era un chico sentado en una banqueta acompañado de su guitarra acústica y un micrófono. Seguramente era unos años mayor que yo e iba vestido con camisas de cuadros azul y gris, unos pantalones negros que parecían raídos y unas converses. Me fijé más en él, no era guapo. Su cara de luna y su nariz demasiado grande no era de mi tipo, pero sus ojos azules y el tono de su voz era embriagante.
Tomé a Hannah de la mano y dejamos las cervezas en la mesa donde las demás estaban. Pero yo quería acercarme más y Hannah también parecía con esa intención, así que nos miramos y nos colocamos por donde pudimos para verle mejor.
Acerté al pensar que no era muy guapo, pero el aura que despedía era distinta, de músico, de esas auras que parece que ellos son los únicos que pueden alcanzar. Stand by me había terminado, pero rápidamente sonaron los primeros acordes de “Wake me up when September ends” de Green Day. Cantaba bien y tocaba también genial, podía seguir la canción que sus labios componían y dejaban marchar en forma de melodía. Era emocionante y de su estilo.
Ese chico ya llevaba tocando desde antes de que ellas entrasen en el bar, por lo que anunció que sería su última canción y comenzó a tocar los primeros acordes de “Beatiful Day” de U2, mi favorita de todas ellas.
Me emocioné. Él supo sacar la esencia de esa canción y tocarla a su estilo sin salirse de la característica música de U2. No pude evitar dar un salto de emoción y dejar peligrar el contenido de mi jarra sobre Hannah. Era realmente impresionante.
Sin embargo, acabó. Entre aplausos, el chico comenzó a recoger sus cosas, pero yo no podía dejarle ir, no después de esa versión de mi canción favorita salida de sus labios y manos.
Le dije a Hannah que volvía enseguida y me acerqué a él. Parecía distraído, por lo que no pudo darse cuenta de mi presencia hasta que estuve delante de él. Me miraba curioso y no le dio tiempo a decir nada:
-          ¡Hola! ¿Tomarías una cerveza conmigo? ¡Yo invito!dije sin pensar.
Él miró mi jarra de cerveza ya casi por la mitad y contestó sonriente:
-          Será un placer…
-          ¡Oh, perdón no me presenté!me apresuré a decir. Soy Susan Farrington.
-          Yo soy Sean O’Connellse presentó él dándome la mano.
Ese fue el comienzo de mi relación con Sean. Ese día bebimos, hablamos, nos reímos, bromeamos, nos besamos. Ya no me parecía feo, sino el hombre más interesante que había conocido nunca. Después hubo otras citas, otros encuentros más íntimos en los que cada día me enamoraba más de ese músico de “Beatiful Day”.
Él seguía tocando en bares, pero yo le acompañaba y me quedaba en una esquina de la barra de cualquier pub mirándole y pensando que, sin duda, aquel día fue un bonito día.
-          Y dedico esta canción a mi encantadora novia Susanoía a lo lejos la voz de Sean, antes de escuchar los primeros acordes de esa canción. Nuestra canción.
___________________________________________________________
¡Hola! Espero que hayáis pasado unas estupendas vacaciones de verano. 
Esta foto no recuerdo si la saqué yo o la sacó mi amiga, pero fue un verano que pasé estudiando en Dublin y tomando cervezas un fin de semana allí estaba ese chico tocando esas canciones antes mencionadas. No sé ni cómo se llamaba, ni qué hacía,sólo sé que tengo otra foto con él de frente y de verdad es como le describo. Me pareció interesante inventarme una historia para él.
Espero que esteis bien. ¡Un besito!

26 comentarios:

  1. Ohhhhhh que bonito.. me gustó mucho.
    Te gustó y le conquistaste, no hizo falta esperar a que fuera él. Eres un chica decidida y eso es fantástico porque eres la prueba viviente del dicho: "Quien no arriesga, no gana"

    Un cumpleaños un mejorable, y un texto estupendo Felicitaciones por ambas!

    ResponderEliminar
  2. Me encanta tu relato. U2 es uno de mis grupos favoritos, y su Beautiful Day... es una canción preciosa.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Ahhhh!!! U2 es de mis preferidos también!
    Qué linda historia de amor!!!

    Te dejó perfecta!

    Besotes!

    ResponderEliminar
  4. Cristina me encantó que tu historia haya nacido en una experiencia que pasaste en tu vida.

    La belleza no se encuentra en lo físico, si no en el interior. Es muy triste que la mayoría no la vea de esta forma.

    Saludos Karuna ^^

    ResponderEliminar
  5. Los buenos músicos, al igual que los buenos escritores, tienen la facultad de crear un halo de magia a su alrededor y cuando llegan al corazón con su música o sus letras, todos sus defectos como hombres o mujeres, se diluyen.
    Un saludo y un placer leerte.
    ibso

    ResponderEliminar
  6. Muy bonita tu historia,seguramente si hubiera habido más tiempo podría haberse hecho realidad!!

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  7. wowo que decidida jaj a me gusto mucho de verdad, la imagen encuadra perfecto
    saludos

    ResponderEliminar
  8. Que valiente al aventurarse he ir a conquistarle. Es una edad maravillosa y reconfortante cuando cumples la mayoria de edad. Uno se libera y hasta se descarrila moralmemte.

    Un relato interesante.

    Felicidades~

    ResponderEliminar
  9. me encanta esa decisión que tiene ella, a mí me habría dado vergüenza...

    ResponderEliminar
  10. Me encanta el texto! Que bonita historia creaste. Como dijo Deborah, la chica es muy valiente. A mi también me habría dado vergüenza. Soy muy tímida para hablar con chicos que me gustan.

    Muy lindo!
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Muy linda historia, coincido con los demás!!

    Sólo me gustaría decirte que en un momento haces un cambio de persona, o al menos a mí me suena a desliz. Es cuando dices "ese chico ya llevaba tocando desde antes que ellas llegaran al bar". Como el relato está en primera persona, me suena que en vez de ellas debería ser "nosotras". No sé, no puedo decir que hoy esté muy atenta, de todos modos :-)

    Besos!!

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  13. Holaaaaa, pues me gustó tu relato, la forma en que lo describes, como se dan las cosas. Esto nos demuestra que la belleza no es la que la mayoría entiende: la apariencia. Nos podemos enamorar de la forma de ser. Me gusta porque te gustó su forma de ser y no simplemente viste su físico :)

    ResponderEliminar
  14. Un relato envolvente y mágico. Me ha encantado leerlo.

    ¡Cuídate! :)

    ResponderEliminar
  15. La combinación de música, la descripción que le hacías realmente te envuelve en la lectura, así como también ese momento que me pude imaginar perfectamente.

    Te quedó genial ^w^

    ResponderEliminar
  16. Muy lindo tu relato! Me ha encantado. Saludos.

    ResponderEliminar
  17. ooooh
    que bonito, me has sacado una sonrisa...
    ademas, tiene que ser así, como ha sido, sin importar ni quien se acerca ni quien se aleja, si viste desaliñado o de marca, si es guapo o feo... es lo que cada persona desprende, lo que uno es...

    besote

    ResponderEliminar
  18. Que historia tan encantadora :)
    Me ha encantado leerla ha sido muy romántica.

    ResponderEliminar
  19. Que bueno está el relato, me encantó como describes las cosas que te gustan, y el final fue muy tierno. Felicidades

    ResponderEliminar
  20. Ains, qué buenos tiempos esos de sentir, queres, hacer... y ser feliz:D

    Te quedó genial, sobre todo cuando plasmas algo que tú misma has vivido:D

    Un beso enooorme:D

    PD: siento no haber venido antes, pero he estado todo el día de médicos y no pude hacerlo.

    ResponderEliminar
  21. Awww que bello! y a mí que me encantan los músicos! Además hiciste que se me antojase una cerveza u.u en fin... me encanto, me imaginé el lugar y todo!! maravilloso :D

    Espero estes muy bien, saludos!

    ResponderEliminar
  22. Una historia muy sentida. Cuidado con eso que te comentó Maga; el cambio de persona.

    ResponderEliminar
  23. me gusta!!! los personajes femeninos decididos son mis preferidos, estupendo relato

    ResponderEliminar
  24. una gran historia, llegue a pensar que en realidad te habia ocurrrido, una historia con alma =)

    ResponderEliminar
  25. Me ha gustado mucho tu historia, es preciosa y emocionante. Me encanta la forma que tienes de describir al músico, y las emociones que despierta en la chica. Creo que la música es capaz de despertar muchos sentimientos. Por cierto que me siento identificada con la ilusión que manifiesta la chica por poder enseñar el carnet, a mi en su día me pasó lo mismo, jeje. Besos!!

    ResponderEliminar
  26. ¡Sería encantador haber vivido eso! así que me ha encantado tu historia, es muy natural y llena de emociones. Además las canciones nombradas si que son buenas.

    Por otra parte, disculpa el que no haya podido haberme pasado antes, pero aquí estoy dejándote mi pequeño comentario y agradeciéndote que hayas compartido tu escrito.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar